8 may. 2012

El humor descansa en paz



Qué decir!!!! Se me fue un pedazo de mi adolescencia e ingreso a la adultez. Caloi, ese salteño aporteñado, fue un entrañable hacedor de figuras que me deslumbraron. Clemente en papel o en la maravillosa voz de Pelusa Sueiro en sus apariciones por TV, la Mulatona o Bartolo, quien iba a ser el protagonista de la tira. Pero Clemente acaparó todo. Ese Negro que debería darle gracias a las autoridades del Nacional Buenos Aires, que lo expulsaron de sus aulas por... dibujar. Cuánto debería agradecerle a dicho gesto!!! Ese maldito cáncer se llevó a la figura, junto con el Negro Fontanarrosa (que curiosidad, ambos tenían el apodo de Negro), que marcó el humor de muchos de los argentinos. No fue mi amigo, sólo mi vecino de San Telmo. No trabajé con él, sólo fue admiración y devoción. Y hoy se me escapa una lágrima por Caloi. Si hasta veo a Clemente disimular su llanto en un rincón de ese estudio de dibujo... Mejor me voy a llorar con él.


No hay comentarios:

wibiya widget